SALVADOR PLIEGO – POESÍA

Archive for the ‘Pueblo’ Category

Mi corazón es un puñado de valientes
y un río en las calles que palpita,
para llevar esa voz despierta
y el emblema de los gritos que le laten.

Arda el agua de las charcas
con el vigor de las pisadas.
Cada paso ya palpita
en el corazón de la avanzada.

No podrán jamás doblar la frente
que brota del pueblo y habla.
Los pechos son bengalas
de unos puños de vanguardia.

A la altura de los pechos,
hacia el frente con miradas,
nuestros sables son latidos
que ni el fuego vence o dobla.

Mexicanos que hoy nacieron
desde el suelo en asonadas,
al calor de las gargantas
repican las nuevas alas.

Salgan las voces todas
de unos labios que no callan,
porque el pecho es ahora eco
de los aires que acrecientan.

¡De cuando a acá las batallas
se dieron con manos tristes!
¡De cuándo a acá los galopes
prescindieron de los trotes!

Broten las voces del pecho
de un sonido que palpita:
el coraje hecho vida,
la ilusión de quien lo habita.

¡A la altura de los ojos,
a la altura de los pechos,
apuntando con los labios,
al corazón le agitan latidos
que son pueblo y son pujanza;
el corazón revienta de alas
en las voces que agigantan!

Salvador Pliego

El que guste leer alguno de mis libros,
lo puede bajar gratis haciendo clic en la
imagen del libro del lado derecho.
Si les gusta lo pueden circular entre sus
amistades libremente.

- – – – – – – – – – – – -

Justicia

¡Al culpable!… ¡Al culpable!…
Gritó la multitud al aire.
Como un timbal con voz se le escuchó clamando:
¡Castigo al culpable!…
Y el gemido ardió como una tea demandante,
encendiendo el cielo y al poblado por entero.

¡Justicia!… La ronca voz de muchedumbre vibró
y fue juntando aún más gente.
Las gargantas, alteradas, llameaban en la plaza.
Las mujeres brotaron doquier sesgaba una abertura
y sus ollas violentadas flamearon cual brasa la rotonda.

Los hombres, con palos y azadones,
salieron de tabernas, de nichos y refugios,
e hinchando pechos y tazones
destemplaron al mismo eco con sus gritos:
¡Al culpable!… ¡Al culpable!…
Y un gentío irritado colmó de puños,
aullidos y alaridos, al poblado que aún no veía la tarde.

La masa, excitada y en plena furia,
alzó piedras, picos, damas en tacones,
a todo ser que se movía:
¡Justicia!… Retumbó al unísono su apremio… ¡Justicia!…
Y el sonido disolvió a las aguas
que en lo alto de las nubes se agrupaban.
Entonces, la multitud, de uno en uno, giraron rostros
buscando al responsable, y todos se miraron.

Cuando el silencio brotó del semblante del ocaso
y su sombra perfiló a los rostros expectantes,
nadie supo si había entre ellos un culpable, ni de qué se acusaba.

Salvador Pliego

El que guste leer alguno de mis libros,
lo puede bajar gratis haciendo clic en la
imagen del libro del lado derecho.
Si les gusta lo pueden circular entre sus
amistades libremente.

- – – – – – – -


De los cantares altos,
de las coplas de los pueblos,
ovillejos sean las armas
y las tildes, las bengalas.

Con lo que cantan las palmas
bufan las cordilleras
sus blancas alas de cobre
y en las astas, las bagualas.

Miran y dan la cara,
miran brincar la grana,
cobija de pueblo y lluvia
el que de abajo es talla.

Labrando el alma en la caña,
de azúcar y manzanilla,
al corazón le remueven
la raza y la barandilla.

Miran y dan la cara
a cada tuna que extraen
su néctar de jugo afable,
su enjundia que esparce causa.

Lagunas de oro y plata
llevando por armas hojas.
Y las hojas en las manos
cargadas de oro y plata.

Miran y dan la cara
por las montañas labradas,
cuando de yunta se habla,
sembrando vienen las plumas.

Las plumas en las gargantas
naciendo de coplas y alas.
Las alas que no renuncian
a ser begonias, ni ser campanas.

Miran y dan la cara
las estrofas de labranzas.
Miran vocales y arias
sembradas en cerros y almas.

Ataremos los fusiles
sin casquillos ni fulminas,
y las astas irán cargadas
de las flores agostadas.

Volcaremos nuestras ansias
en el agua de labranza,
a la vida que reclama
una flor en cada bala.

Cuando los ojos despunten,
por ser semillas que cantan,
levantaremos montañas
e inventaremos miradas.

Nacimos del verde y calas,
y de la minería facultados
a crecer por siempre hermanos,
y a las púas dominarlas.

Carguémonos de plumas
cuando aclare la mañana.
Juntemos todas las alas
en la misma madrugada.

Para nacer en el canto
nuestra voz se va a lo alto:
por arriba de fusiles,
por encima de combates.

Seamos los partisanos
de las flores y el encanto:
a la ofensiva las palmas
y jardines por comandos.

En la táctica de flores
seamos sus colores;
en la estrategia más clara:
cantores de los verdores.

De los cantares altos,
de las coplas de los pueblos
que miran y dan la cara,
ataremos nuestros cuerpos,
labraremos las gargantas,
cantaremos con ovillos,
sembraremos con los ojos,
marcharemos con nudillos
y, de las alas, como el viento,
cultivando irán las palmas.

Salvador Pliego

El que guste leer alguno de mis libros,
lo puede bajar gratis haciendo clic en la
imagen del libro del lado derecho.
Si les gusta lo pueden circular entre sus
amistades libremente.

- – – – – – – -

Obviémonos los ojos y los dedos.
Obviémonos las piernas restallando
y la empuñadura requerida.
Obviémonos la esperanza fundamentada en secretos
y los anónimos desgañitados gritos.
Obviémonos la muerte que hace señas
de lujuria entre reclamos.
Obviémonos los dictadores
dictando su sentencia vejatoria.

Digo que contemplo la columna
que aclama la vida en cada vida:
la fila humana, larga e infinita,
redescubriéndose en los hombres,
con sus estafetas de hoy, hoy mismo, y ¡basta!;
salta lumbre en sus miradas de alegría.

Soldados sin armas,
soldados de los brazos inocentes,
soldados de las patrias arenosas
y sin colaterales casquillos:
aun cuando el tirano, irónico, blasfeme
que vuestra suerte obsoleta es de labios y de asfaltos;
aun cuando les martillen las palabras
con el futuro de sus hijos
o desde las cenizas para reconstruir nuevos corazones;
soldados de la arena:
¡id a marchar ahora!

Porque, si os esperáis sentados,
¿cómo caminaréis después con las rodillas planas
y los codos invertidos
y la desesperanza en la nuca de los rostros?,
¿cómo vais a enderezar los ojos hacia el frente?,
¿qué os dirán las piedras que no fueron lanzadas
al grito de ¡ahora! para derramar coraje
y furia y sentimiento y promesas?

Egipcios faraónicos,
libios gobernantes de la arena blanca,
yemenitas milenarios y ancestrales,
bahriníes nacidos de la sal y de las aguas,
iraníes desvestidos de las sombras y tinieblas:
marchad añadiendo nuestros ojos;
sumad nuestros nudillos a los vuestros
e intercalad nuestros pasos en cada uno
que dejéis cuando la arena tiemble.
Adherir nuestras gargantas
y nuestros callos a pancartas y leyendas.
Como un solo hombre descifrad las calles
para enterrar las tumbas y tiranos.

A vuestros propios gritos unid los nuestros.
Convocadnos desde sus gargantas y sus paraísos
a la multitudinaria arenga,
a la fábrica de sueños,
a la imperial delicia que es la vida.
Y cuando estéis en marcha,
invitadnos de nuevo a los volcanes, al latido,
al respiro del vigor,
a las dunas y floras brotando de las casas,
a la tierra misma a cultivarla.

Salvador Pliego

El que guste leer alguno de mis libros,
lo puede bajar gratis haciendo clic en la
imagen del libro del lado derecho.
Si les gusta lo pueden circular entre sus
amistades libremente.

- – – – – – – -


Contador de Visitas

  • 336,806 Visitas

Autor de todos los poemas: Salvador Pliego

Poemarios y cuentos

Si alguien desea leer alguno de mis libros dele clic a la imagen del libro y se abrirá en formato pdf. Lo pueden guardar como archivo en sus computadoras. Salvador Pliego

14 de febrero

  • 14 de febrero
  • Felicidad

  • Felicidad
  • Autodefensas comunitarias

  • Autodefensas comunitarias
  • Poemitas enamorados

  • Poemitas enamorados
  • Evocación de pájaros

  • Evocación de pájaros
  • Poemas de desamor y olvido

  • Poemas de desamor y olvido
  • Letras del buen humor

  • Letras del buen humor
  • Crepitaciones. Libro ganador del primer lugar del Primer Concurso Literario Andrés D. Puello

  • Crepitaciones
  • Arterias de la tierra

  • Arterias de la tierra
  • Poemas de amor y de bolsillo

  • Poemas de amor y de bolsillo.jpg
  • El libro de los besos

  • Los niños

  • México -libro I y II

  • Libertad

  • Libertad.jpg
  • Bonita… Poemas de Amor

  • Bonita-poemas de amorrosita1.jpg
  • Encuentro con el Mar – Libro I y II

  • Encuentro con el Mar.jpg
  • Aquellas Cartas de Amor

  • Aquellas-cartasdeamor.jpg
  • Los Trinos de la Alegria

  • Claro de la luna

  • Flores Y Espinas

  • Mundo Poesía

  • MundoPoesia
  • Mundo Poesía

    Escritores Negros

  • Escritores Negros
  • Escritores Negros

    Mujer

  • Mujer
  • Mujer

    Mundo inicio

  • Mundo inicio
  • Mundo inicio

    Juegos

  • Juegos
  • Juegos

    magnets, magnet

  • Juegos
  • magnets, magnet

    agosto 2014
    L M X J V S D
    « feb    
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
    Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 139 seguidores