SALVADOR PLIEGO – POESÍA

Los Heraldos blancos

Posted on: 03/10/2009


(Al poeta de la masa y los Heraldos: Cesar Vallejo)

I
Y si cae la tierra,
y si cayese
de las manos,
si cayese hasta la zanja
del dolor de los quebrantos,
o se fuese entre los llantos
sacudiendo las miradas,
como un río en desconsuelo
que en las rocas se santigua
y flagela de por vida.
Y si cayese boca arriba,
de sus fauces, pecho arriba,
¿quién dará la mano
que del suelo en agonía
al hombre levantara?
¡Ay! Si cayese toda,
la madre tierra,
la tierra toda,
si se fuese toda,
y la sangre en las rocas taladrara
del grito que el valiente aclamara,
entonces,
a cerrar los puños,
a cerrarlos todos,
a doblarlos firmes,
para retener el polvo
con el que la nada nos forjara.

Y si hubiese un hombre,
uno sólo,
un sólo hombre
en la entraña de la tierra
que cerrase el puño,
que cerrase del vértigo
la herida abierta,
como Heraldo Blanco
que dormita en los adentros,
en lo profundo,
allá en el alma,
callaría el llanto
e iría en las llanuras a galope vivo,
de la crin del cieno,
en el corcel de aire,
a galope vivo,
sin tener fronteras
ni buscar destinos,
en la paz del mirlo
que nos dio el camino,
a gritarle al mundo
de las alas blancas
que de un niño se abrazaban,
a gritarlo al viento,
a galope vivo,
a galope vivo.

II
Cabalga y cabalga,
a galope y correa.
Amarradme en el ala,
a la crin y la cerda.
Despuntad la lancera
y empuñadla hacia enfrente
y bregad los jinetes
del confín y la muerte.

Cabalga jinete, cabalga en el alma
y amarradme a las alas,
a galope hasta el alba.

De los cuatro jinetes
de gubia y de muerte
trotando el Heraldo
vencióles la suerte
y la masa, de un ala,
triunfante, a galope,
alzóse en la furia
de brazos del hombre.

Cabalga jinete,
cabalga hasta el alba,
a galope, a galope,
donde el viento encendióse.
Cabalga jinete
derrotando a la muerte,
despierta de nuevo
a la lid y al combate.

Dejadme en las alas,
saleroso jinete,
amarradme a la crin
y trotad a capela
y gritadles a todos:
¡He vencido a la muerte!

Cabalga jinete, cabalga en el alma
y amarradme a las alas,
a galope, a galope, a galope,
con el puño de frente,
a todo galope.

Levanta jinete y agita tus alas.

Salvador Pliego

– – – – – – – –

Anuncios

29 comentarios to "Los Heraldos blancos"

Caballero escribes muy pero que muy bien.
Me inclino humildemente ante tí.
Besos

QUIZÁS ALEJANDRO, EL MAGNO, PUDIERA HABER ECHADO MANO DE ESTA ARENGA MARAVILLOSA, PARA EMPUJAR A SUS TROPAS A ALGUNO DE SUS TRIUNFOS.

MAGNIFICO

ABRAZO, GRAN POETA.

En II hay un eco rítmico certero del caballo cuatralbo de Alberti.

Es de todos sabido que si el verso no es prosa ello lo da únicamente el cuidado ritmo en el lenguaje. Y tú lo manejas a la perfección.

Por cierto, ¿gubia es guadaña?

Excelente texto. Me ha encantado venir a visitarte y me quedo con una de estas frases, sin quitarle mérito a todo el escrito en conjunto.

“…sin tener fronteras
ni buscar destinos,
en la paz del mirlo
que nos dio el camino,
a gritarle al mundo
de las alas blancas
que de un niño se abrazaban,…”

Un abrazo

Verso corto, intenso, audaz para un poema doble homenaje a uno de los grandes.

“Al final de la batalla,
muerto el combatiente
vino hacia él un hombre y le dijo:
-No mueras, te amo tanto.
Pero el cadáver, ay, siguió muriendo”.

Saludos, Salvador.

Qué gusto!! no sabes qué gusto !! me ha dado ver pasar cabalgando estos Heraldos blancos.
Besos:)

cómo siempre, me voy embriagada de tus versos…
felicitaciones!!

un abrazo

Regio poema y bravo.

Un abrazo.

Bendito aquel que sabe cuando hay que dejar de caminar y, correr, galopar…

Un precioso homenaje, muy de tu estilo.
Preciosa imagen la que acompaña.

Un abrazo.

…..cabalga jinete, cabalga en el alma………
……..a todo galope……….

Es un plascer pasar por tu sitio y leerte

Besotes

quién pudiera darle vida y luz a vallejo, su fuerza es su dolor

Hola Salvador, cabalgar en tu Blog es un placer leyendo los poemas que escribes y que creo te he dicho en alguna otra ocasión estan llenos de musicalidad propia, lo que hace mucho mas amena su lectura.

Un abrazo

Te encontré en el camino, buscando la nada,
allí encontré una vendetta,
escrita en bellas palabras.

Es realmente hermosa tu poesía. Enhorabuena!

Un abrazo!

De nuevo un gustazo caminar tus letras amigo poeta…
-angel

Versos potentes, mi Señor,… con mucha fuerza.

Expresiones a galope varias.

esto lo has escrito tu?? woo me has sorprendido muchisimo
saludos

oooo tu si que tienes alma!
tus poemas son fantasticos =)

Muchas gracias por tu visita y por tu comentario, asi he tenido la oportunidad de conocer tu sitio ! seguro que no es la ultima vez que me paseo por aqui, un abrazo y enhorabuena!
Estibalitz

Hermoso como siempre Salvador…
Muy bello este poema!

Maravillosos tus heraldos blancos…pásate por mi otro blog y comprenderás mi emoción leyéndote hoy

Salvador, maravilloso tus Heraldos Blancos…
Los viví y cablgue con ellos con esa fuerza
enorme que acarrean tus versos.
Abrazos
Ester-Colibrí

Un fuerte abrazo…!

Hola Salvador:
Te devuelvo tu amable visita y por primera vez paso por tu blog.
Tu poema me ha parecido muy interesante.
En un futuro seguiré visitándote, asi como espero también pases por mi “quidquid”.
Un cordial saludo, Luis

Hermoso poema.
Un gusto conocer tu espacio!
Cariños!

Tus poemas son realmente fantásticos.
Gracias por comentarme en mi blog.
Ojalá algún día pueda publicar un libro.

Besos.

gracias por tu visita!! qué poema el tuyo!! 😀
un beso bien grande!!! muacsssss!!

Todo un grito de libertad y esperanza puestos en ese jinete heroico, que me hizo creer otra vez en las odas épicas, excelente. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Contador de Visitas

  • 461,953 Visitas

Autor de todos los poemas: Salvador Pliego

Poemarios y cuentos

Si alguien desea leer alguno de mis libros dele clic a la imagen del libro y se abrirá en formato pdf. Lo pueden guardar como archivo en sus computadoras. Salvador Pliego

Cantos desbordantes

  • Hilada a mi corazón la quiero

  • Niños de la calle

  • Corcel de luz y plata

  • Corcel de luz y plata
  • ¡Lázaro, levántate y anda!

  • ¡Lázaro, levántate y anda!
  • Usted que me enamora

  • Usted que me enamora
  • Ayotzinapa: un grito por 43

  • Ayotzinapa: un grito por 43
  • El jardinero

  • El jardinero
  • 14 de febrero

  • 14 de febrero
  • Felicidad

  • Felicidad
  • Autodefensas comunitarias

  • Autodefensas comunitarias
  • Poemitas enamorados

  • Poemitas enamorados
  • Evocación de pájaros

  • Evocación de pájaros
  • Poemas de desamor y olvido

  • Poemas de desamor y olvido
  • Letras del buen humor

  • Letras del buen humor
  • Crepitaciones. Libro ganador del primer lugar del Primer Concurso Literario Andrés D. Puello

  • Crepitaciones
  • Arterias de la tierra

  • Arterias de la tierra
  • Poemas de amor y de bolsillo

  • Poemas de amor y de bolsillo.jpg
  • El libro de los besos

  • Los niños

  • México

  • Libertad

  • Libertad.jpg
  • Bonita… Poemas de Amor

  • Bonita-poemas de amorrosita1.jpg
  • Encuentro con el Mar

  • Encuentro con el Mar.jpg
  • Aquellas Cartas de Amor

  • Los Trinos de la Alegria

  • Claro de la luna

  • Flores Y Espinas

  • A %d blogueros les gusta esto: