SALVADOR PLIEGO – POESÍA

Perfiles de la vida

Posted on: 23/01/2011


Perfiles de la vida

II
Vicisitudes

Iban correteándome las piedras… ¡Todas ellas!
Hoy, lunes, y en carrera… ¡Suele, a veces!
Iban rebasándome a un lado y por la izquierda.
¡Todas juntas!… ¡Todas ellas!…
Con sus caras largas, con sus muecas secas,
con sus tildes de dureza en la orilla
y los años por delante que se abrevian.
¡A veces pasa!… Y se llevan la vida en la carrera,
como si uno fuera el empotrado
de aquel Ghetto de Varsovia
que en muro queda una vez que vencen la barrera.
¡A veces pasa!… Y lo pasan a uno entre el polvo,
entre la marcha, cual fuesen lideradas por Aníbal
o fuesen los guerreros inmortales Camicaces.

Hoy, lunes… iban correteándome las piedras.
¡Todas ellas!… ¡Juntas, ellas!

IV
Altivez

¡Qué duras son las piedras!,
pasan cerca y a uno no le miran.
Aun siendo de templo
se aproximan y hacen que no miran.
Su duro basamento parece recrimina.

¡Qué duras son las piedras!
Por más que uno se acerca
siempre le castigan.
¿Tendrán tan dura el alma
que ahí, junto a Saturno,
mientras se devoran carne,
huesos y lástimas perdidas,
se encierran y más se petrifican?

¡Qué duras son las piedras!
¿Será que son los gritos
de ángeles caídos
volviendo al infierno,
purgando sus condenas,
inflexibles y en silencio?
Por más que uno se acerca
a uno no le miran.

¡Qué duras son las piedras!

V
Inclemencia

Piedras: mis versos;
como del mar: sin cantera y sin esteros.
Lajas de lado que están siempre rotando;
tan pétreos y duros,
tan llenos de barro.
Confines de lozas que al barrenar
se muestran rodando,
y rodando se pierden en el desfiladero.
Losas cubiertas de letras
que giran en bloque de terrón y granito,
y en bloque se entierran
como un gran monolito.

Piedras, mis versos:
tan duros y pétreos;
sin cantera, ni coplas,
ni esteros,
ni versos.

VI
Congoja

¡Qué pocos mis versos!,
tan chicos
y tan crespos.

Por la hondonada en que anduve
un canto me fue presente:
era un postigo y la oración del que duerme.
La vera se diluyó como un duende
que al mirarle corre y se esconde.
Por la hondonada en que anduve…

¡Qué pocos y qué exiguos
mis versos fluyen y prenden!

Si se tratara del Cid
o del cura y el barbero, les haría reverencia
con pollinos y escuderos:
un escudo en la espalda
y una lanza al que enfrentara.
Mas, por el camino en que anduve
no hay memoria que les nombre.

Cuando en la piedra les puse
y a Merlín fui a buscarle,
no hubo letra ni pica
con qué ir a sacarles;
los versos con los que anduve
ni en campiña los quisieron,
cual lastre se ahogaron juntos
y de la piedra se prendieron.

¡Qué pocos y tan callados
mis versos van por senderos!

Aunque describan la ruta
ni Petrarca hace guiños:
para el camino hay mojones
y el rezo del buen marino.

Un Capitán en la orilla
tomaba del mar su guía
y mi pluma simulaba
era ella que escribía:
un paisaje azul y crema,
y la espuma en cofradía.
Donde la ola subía,
el galope arremetía;
donde el ala rozaba,
viento y bruma eran solana.
Pero, no era mía la pluma,
ni mío el verso que había.
¡Qué parcos y qué entallados
mis versos el mar sentía!

Anduve así, anduve un día,
en la orilla de la vida…
¡Ay de los Jinetes,
cuando cuatro me seguían!,
uno a uno y dos en fila,
y cuatro en fondo me aturdían:
“!…Abandonad toda esperanza!”.
Y mi verso, Dios mediante,
en el infierno se perdía.

Pero, ¡qué nulas y vacías,
qué parcas y sencillas,
las letras mías,
que ni el mar,
ni el barbero,
ni el infierno,
ni mis versos
las querían!

Salvador Pliego

El que guste leer alguno de mis libros,
lo puede bajar gratis haciendo clic en la
imagen del libro del lado derecho.
Si les gusta lo pueden circular entre sus
amistades libremente.

– – – – – – – –

Anuncios

20 comentarios to "Perfiles de la vida"

Pero en la tierra las pisadas del jinete se veian.

Simplemente humano y profundo los tres poemas en uno, gran estilo filosófico del amor y sus libertades imaginarias.
I.- Las piedras, ellas todas juntas; metáforas a saber entender por escribas maduros cuajado por circunstancias o vicisitudes de la vida.
II.- La altivez de las piedras suelen ser vanidades que vencen las voluntades, duras como rocas que ciegas no miran contra quién se estrellan.
III,. Al final del túnel piedras ellas, inclementes nos opacan nos quiebran los huesos y el alma, haciéndonos rodar por los suelos como culpables de un delito no conocido en tribunal sin jueces.

Me agrado mucho leerte Salvador y te felicito por estos versos llenos de verdades metafóricas, Abrazos.

¡Siempre es placer sumergirme en tus versos!

Miguel

Salvador, como siempre que paso por aqui (y ya hacía tiempo que no pasaba)…aprendo…de poesía, de musicalidad, de vida…gracias siempre,maestro y amigo

Hola amigo Salvador, hermoso versos he leído ,escritos con amor de poeta.
Me encuentro en tu senda ,aparto las piedras del camino , para llenarme del espíritu del mar y de la tierra ,en tus versos divinos y sonoros de infierno y gloria como la vida misma.

Abrazos fraternales de MA para ti desde Granada.

Siempre que paso a leerte no dejas de sorprenderme….
realmente eres un grande….

hermoso trabajo…un armando sublime…

te aplaudo.

te admiro! 🙂

¡Una magistral forma metafórica de mostrarnos tu buen hacer, poeta trovador…!
¡Gracias por convertir la aridez de la vida, en sorpresa a cada verso que naces…!

piedras,siempre familiares piedras con su dureza,sin vida sin alma,
no faltan en la vida y se dan el lujo de en la soledad: hablar con ella,o que se agunten un puntapié, que nos duele a nosotros…bellisimo poeta!!!!

Preciosos tus versos…
Seguro que sabes sortear bien las piedras del camino…

Un abrazo

Vengo de leer a Felix Gala, y terminar de leer, siento un aroma a poesía dentro de mi, de vida, de existencia, de gratitud.- Gracias Maestro, un abrazo grande

¡¡Qué bonito, y que bien lo has hecho!!!
Te aplaudo. Gracias por compartirlo. Un beso Salvador.

Sólo hay una cosa que no es verdad….que tus versos sean chicos…

Me ha encantado, te gran arte tu pluma Poeta , muchas gracias !

ABOGANDO POR ELLAS
“LAS PIEDRAS”

Cuan hermosos tus versos Salvador
pero ya ves con sus muecas secas
con sus caras largas y aunque duras
las pobres piedras antañosas
llevan en su núcleo escritas con grafito y cobre
la historia de los milenarios pobres
que descasos por allí pasaron
tienen atrapados en sus poros
el llanto y el ruido de cadenas y grillos
que arrastraron los esclavos
dejando la sal de su sudor y lágrimas
con feldespato y mica dibujaron el cróquis
de aquellos que plagiados
presos entre muros rocosos
dejaron sus vidas para siempre.

Alli en su núcleo, plasmados con oro y diamantes
veras las profundas heridas
que dejaron herraduras derretidas y cascos doloridos
de los veloces alazanes acanelados
llevando en sus erguidos lomos
a orgullosos e inmortales guerreros camicaces
pobres piedras secas que aunque quieren gritar no pueden
¡haa! … pobres piedras que auque quieren llorar no pueden
pero pueden contar los años que tiene la tierra
puedes en ellas confiar, confesar tus pecados
pues aunque quieran con negras torturas
hacerlas hablar
nada de tus cuitas contarán
ellas…las pobres, mudas siempre se quedarán
aunque las sientas insencibles
llevarán por siglos tus versos
silvandolos al ser azotadas por las brisas del mar

A veces un verso puede pulverizar una roca, excelente, grandioso poema Salvador, un placer
saludos

Buenas noches..

Paso a curiosear un ratito tu rincón, ahora que tengo un chance…

Besotes de lindos sueños

Hola Salvador. Las ”piedras” son el producto generalizado del condicionamiento “lacrado”, en nuestro subconsciente colectivo, a través de múltiples formas y conceptos erróneos con que nos han cultivado a lo largo de muchas generaciones. La carrera individualista tras interesadas quimeras, que no nos permiten detenernos para vivenciar las cosas naturalmente sencillas que representan los verdaderos valores de la vida. Ya llegara el momento en que su humanización, les permita disfrutar de la “presencia”
necesaria, para existir verdaderamente cada único momento que es la vida.
Me gusta mucho tú estilo poético, cargado de tanta metáfora, que rescata la riqueza de la palabra, dándole ilimitada significación, permitiéndote “dibujar” con ella, gracias a tú ilimitada imaginación y particular manera, tan originales imágenes, que recrean el alma
con su belleza, y nutren la conciencia con su significación. Te felicito poeta. Gracias por compartir, dejando que el eco de tú Ser, retumbe infinitamente desde este espacio.

Hola Salvador!!
Siempre es un grato placer pasar por tu blog y leer tus poesías…
Un abrazo!

RoB

Si las piedras hablaran
a tus pies se rendirían
sin complejos,
sin altanería
porque tú, sin duda
bien lo merecerías.

Un besazo poeta.

..tus versos siempre fluyen y prenden….

hermoso blog Salvador
saludos
salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Contador de Visitas

  • 462,033 Visitas

Autor de todos los poemas: Salvador Pliego

Poemarios y cuentos

Si alguien desea leer alguno de mis libros dele clic a la imagen del libro y se abrirá en formato pdf. Lo pueden guardar como archivo en sus computadoras. Salvador Pliego

Cantos desbordantes

  • Hilada a mi corazón la quiero

  • Niños de la calle

  • Corcel de luz y plata

  • Corcel de luz y plata
  • ¡Lázaro, levántate y anda!

  • ¡Lázaro, levántate y anda!
  • Usted que me enamora

  • Usted que me enamora
  • Ayotzinapa: un grito por 43

  • Ayotzinapa: un grito por 43
  • El jardinero

  • El jardinero
  • 14 de febrero

  • 14 de febrero
  • Felicidad

  • Felicidad
  • Autodefensas comunitarias

  • Autodefensas comunitarias
  • Poemitas enamorados

  • Poemitas enamorados
  • Evocación de pájaros

  • Evocación de pájaros
  • Poemas de desamor y olvido

  • Poemas de desamor y olvido
  • Letras del buen humor

  • Letras del buen humor
  • Crepitaciones. Libro ganador del primer lugar del Primer Concurso Literario Andrés D. Puello

  • Crepitaciones
  • Arterias de la tierra

  • Arterias de la tierra
  • Poemas de amor y de bolsillo

  • Poemas de amor y de bolsillo.jpg
  • El libro de los besos

  • Los niños

  • México

  • Libertad

  • Libertad.jpg
  • Bonita… Poemas de Amor

  • Bonita-poemas de amorrosita1.jpg
  • Encuentro con el Mar

  • Encuentro con el Mar.jpg
  • Aquellas Cartas de Amor

  • Los Trinos de la Alegria

  • Claro de la luna

  • Flores Y Espinas

  • A %d blogueros les gusta esto: