SALVADOR PLIEGO – POESÍA

Posts Tagged ‘sentimientos

SINGULARIDADES

Belleza

Viento desnudo y torso,
entonces eran los jazmines.
Y una noche se marcó tu boca en el suspiro de la lluvia.
Ahí nació la palabra:
en el pincel de la curvatura de tus senos
y la elegía blanca, expresada en mi mirada.

Sentimientos

De la misma manera que abres tus ojos
y en una sábana se despierta la palabra,
de igual forma irrumpe el sentido de la lengua:
sólo en tu boca yo soy como las letras
que hacen del verso su página no escrita.

Palpitaciones

El corazón se fue, silbando, entre violines.
Y de ese canto extrajo su rojo atavío de ilusiones.

Cuando en la tarde yo le escuché silbando,
reconocí su canto.
Le di la mano… Y con un latido la fui besando.

Brindis

Le dije: Me gustan tus senos.
¿En verdad?, me respondió.
Acto seguido: se los quitó del pecho,
los colocó en una copa y me los dejó bebiendo.

Atracción

Ahora que te miro,
indiscutiblemente de pies a la cabeza,
y te arraso en una doble horizontal de flancos
que embiste tu minúscula egolatría,
triplemente bella si muestra su sonrisa,
no te queda más que ser árbol de fragante lozanía.

Yo me subo a una de tus ramas
y pío alegremente hasta el cansancio.

Crepúsculo

¿Eres el cielo? –Le pregunté.
A veces –Me respondió.
Apagué entonces la luz
y clavé en ella mis ojos para ver el amanecer.

Delicadeza

Desde el aire que desgrana
la noche como un velo
y le llama al pájaro: sus nubes, sus cristales;
así le llamo a tu beso
el vuelo de las mieles
y el ala que rasguea los melódicos violines.

Salvador Pliego

El que guste leer alguno de mis libros,
lo puede bajar gratis haciendo clic en la
imagen del libro del lado derecho.
Si les gusta lo pueden circular entre sus
amistades libremente.

– – – – – – – – – – – – –

Azul de la noche, azul de la luna,
se avive la flama, se queme la mirra,
se alumbren farolas sobre la avenida.

Que se prenda La Maja desnuda.
Que se prenda la luna en la altura.
Debajo del fuego se encienda la duna.
Debajo del cielo se escuche la rima.

Que se prenda La Maja,
que se prenda desnuda.
Que me lleve a la gloria,
que me enfile a la dicha.

Que se prenda la luna de azul maravilla.
Que se prenda la noche con tu cuerpo de diva.
Azul de la alcoba, azul de la aurora,
que me encienda la noche La Maja desnuda.

Salvador Pliego

Déjame callarme ahora
y escuchar tan sólo el encierro de tus ojos,
muriendo como mueren los silencios de la tarde,
naciendo como pueden las estelas en los mares,
creciendo entre tus brazos ávidos de amores.

Oh boca desprendida de tu boca.
Hilarante noche intacta y sumergida.
En ti como ninguna encontré los labios y su acorralada flora,
el destilar del tiempo y el jugo seductor que hay en tu boca.
Aquí sentí el parpadeo caer como chubasco.
Aquí sentí el manjar de miel sobre tus cejas.
Y grité… ¡Sí!… Grité como en tu boca:
inmaterial y mía,
incorpórea y distintiva…
Acábame como el salitre.
Devórame. Instígame en tus senos.
Despréndeme en tus muslos.
Atrápame cual fino polvo
que se nutre de la levadura de tus soplos.
Revuélcame en la espesura de tus dedos.
Agítame en la solera de tus poros.
Entiérrame en el vientre de tus manos.
Recuéstame en el sol rojo de tus hombros.
Déjame latir pidiendo a gritos tu morada.

Ven a mí
callando todo,
muriendo todo,
que sólo el grito se escuche entre tus labios.
Aquí el amor nació ante tus ojos.
Aquí el latido se acogió y armó de brío.
Aquí los besos se arrullaron
a sentir lo que el gemido había acogido.

No… No puedo silenciarlo…
No puedo ocultarlo.
Hay en tu boca un desenfreno.
Hay en tus labios la inmoral tentación de los suspiros,
la lujuria de mi boca hecha pedazos.

Oh puerto incalculable.
Oh marea atizada tras los vientos.
Ven a mí callando todo:
En el silencio de sus labios;
En la frontera de sus iris;
En la inigualable altitud de sus chasquidos.
Ven a mí como una noria
desprendiendo aguaceros.
Ven a mí como sus besos…

¡Puerto abierto el de tus ojos!
¡Puerto inmenso el de tus manos!
Oh marino, aquí tus labios… aquí tus besos.
El amor me ciega…
Ven a mí como tus besos.

Salvador Pliego


Contador de Visitas

  • 447,637 Visitas

Autor de todos los poemas: Salvador Pliego

Poemarios y cuentos

Si alguien desea leer alguno de mis libros dele clic a la imagen del libro y se abrirá en formato pdf. Lo pueden guardar como archivo en sus computadoras. Salvador Pliego

Hilada a mi corazón la quiero

  • Niños de la calle

  • Corcel de luz y plata

  • Corcel de luz y plata
  • ¡Lázaro, levántate y anda!

  • ¡Lázaro, levántate y anda!
  • Usted que me enamora

  • Usted que me enamora
  • Ayotzinapa: un grito por 43

  • Ayotzinapa: un grito por 43
  • El jardinero

  • El jardinero
  • 14 de febrero

  • 14 de febrero
  • Felicidad

  • Felicidad
  • Autodefensas comunitarias

  • Autodefensas comunitarias
  • Poemitas enamorados

  • Poemitas enamorados
  • Evocación de pájaros

  • Evocación de pájaros
  • Poemas de desamor y olvido

  • Poemas de desamor y olvido
  • Letras del buen humor

  • Letras del buen humor
  • Crepitaciones. Libro ganador del primer lugar del Primer Concurso Literario Andrés D. Puello

  • Crepitaciones
  • Arterias de la tierra

  • Arterias de la tierra
  • Poemas de amor y de bolsillo

  • Poemas de amor y de bolsillo.jpg
  • El libro de los besos

  • Los niños

  • México

  • Libertad

  • Libertad.jpg
  • Bonita… Poemas de Amor

  • Bonita-poemas de amorrosita1.jpg
  • Encuentro con el Mar

  • Encuentro con el Mar.jpg
  • Aquellas Cartas de Amor

  • Los Trinos de la Alegria

  • Claro de la luna

  • Flores Y Espinas